altocumulusrascacielis.gif
fuegoenelmartethys.gif
despidiendoalotono.gif

Eunice Foote, la primera científica (y sufragista) que teorizó sobre el cambio climático

La primera persona que propuso que la concentración de CO2 en la atmósfera podía provocar un aumento significativo de la temperatura de la Tierra fue una mujer. Sin embargo, la fama se la llevó el irlandés John Tyndall unos años más tarde.

Eunice Foote fue miembro del comité editorial de la Convención de Seneca Falls de 1848, la primera convención sobre los derechos de las mujeres. En la imagen varias sufragistas son arrestadas mientras protestaban en la Casa de los Comunes en 1906.

El físico irlandés John Tyndall fue el primero en descubrir, en 1859, que moléculas de gases como el dióxido de carbono, el metano y el vapor de agua (a los que hoy llamamos Gases de Efecto Invernadero o GEI) bloquean la radiación infrarroja. Se le considera el primer científico que predijo los impactos que provocarían en el clima pequeños cambios en la composición atmosférica. Al menos, esto es lo que se enseña en las facultades de ciencias de todo el mundo.

Sin menoscabo de las investigaciones de Tyndall, ni las posteriores del premio Nobel sueco Steven Arrhenius, a quien otros adjudican el descubrimiento del efecto invernadero, los investigadores modernos pasan por alto el trabajo de Eunice Foote. Esta investigadora realizó sus experimentos en 1856, tres años antes de que Tyndall presentara sus resultados y cuarenta antes de que Arrhenius diera a conocer los suyos.

Eunice Foote realizó sus experimentos en 1856, tres años antes de que Tyndall presentara sus resultados y cuarenta antes de que Arrhenius diera a conocer los suyos

La estadounidense Eunice Newton Foote (1819-1888) fue la primera científica en teorizar que incluso aumentos moderados en la concentración de dióxido de carbono (CO₂) atmosférico podrían provocar un calentamiento global significativo.

Desde entonces, esta relación entre el CO₂ y el clima se ha convertido en uno de los principios clave de la meteorología moderna, el efecto invernadero y la ciencia climática. Sin embargo, nadie reconoció que Foote fue la primera en hacer este descubrimiento por tratarse de una mujer que, además, fue una de las fundadoras de la Seneca Falls Convention, la primera asamblea en la que se debatieron, en 1848, los derechos de la mujer.

Olvidada más de 150 años

La mañana del 23 de agosto de 1856, cientos de hombres de ciencia, inventores y diletantes se reunieron en Albany, Nueva York, para la Octava Reunión Anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS), que iba a ser la más nutrida en participantes hasta ese momento. Estas conferencias reunían a científicos estadounidenses para compartir nuevos descubrimientos, discutir avances en sus respectivos campos y explorar nuevas áreas de investigación.

En aquella reunión no se presentaron informes de calidad salvo por una notable excepción cuya importancia científica pasó desapercibida hasta que, en 2010, fue reivindicada por Raymond P. Sorenson. El informe en cuestión llevaba por título Circumstances Affecting the Heat of Sun’s Rays y su autora era, para sorpresa de todos, una mujer, Eunice N. Foote.