traslatormenta.gif
fuegoenelmartethys.gif
fuegoalatardecer.gif

Cómo mejorar la simulación de la evolución del hielo antártico

Hay que mejorar el conocimiento de los flujos de calor en superficie, para superar los sesgos existentes actualmente en los modelos en el acoplamiento termodinámico océano-atmósfera, y simular mejor la evolución de la extensión del hielo antártico durante los últimos 20 años.

 

En un trabajo publicado el 8 de julio de 2020, en la revista Geophysical Research Letters, con el título Using multiple large ensembles to elucidate the discrepancy between the 1979‐2019 modeled and observed Antarctic sea‐ice trends”, los autores nos explican lo siguiente:

 

A pesar de las emisiones constantes de gases de efecto invernadero a la atmósfera, el hielo marino alrededor de la Antártida ha aumentado durante la mayor parte de la era de la que disponemos de informaciones de satelitales sistemáticas (1979-2019).

 

Sin embargo tal aumento no ha sido previsto por los modelos climáticos, que simulaban una fusión durante el mismo período.

 

Además, durante los últimos años, las tendencias observadas de extensión del hielo marino han cambiado drásticamente, y esto nos lleva a la necesidad de tratar de resolver la discrepancia entre lo observado y lo previsto por los modelos.

 

A pesar de los cambios recientes en la tendencia del hielo marino antártico, aún existe tal discrepancia. Analizando múltiples conjuntos grandes de simulaciones de modelos, Para dilucidar el origen de la misma, los autores del trabajo han analizado un grandes conjuntos de múltiples simulaciones de modelos.

 

El resultado ha sido que la variabilidad interna no puede explicar la discrepancia, que probablemente se deba a sesgos en la respuesta forzada de los modelos al forzamiento externo. Estos sesgos, residen en el acoplamiento termodinámico océano-atmósfera, ya que los modelos no pueden simular las tendencias en los flujos de calor de la superficie de los reanálisis durante el período 1979-2019.

 

Enlace al artículo https://doi.org/10.1029/2020GL088339